Al Encuentro del Otro

Lumen, 2008

Revela que la verdadera plenitud se logra por la paz y sabiduría del encuentro, al perder el miedo y escuchar, y al ver y acoger a ese Otro diferente de mí, lo que nos da al mundo y a nosotros mismos la profundidad aquí y ahora de una promesa de eternidad.